LA PARDINA, UNA FAMILIA

El hotel La Pardina es como una familia, lo ha sido desde que se fundó y en esta nueva andadura queremos que siga siéndolo.

Siempre nos hemos caracterizado por nuestra cercanía y nuestra y profesionalidad con los clientes, hecho que se ve reflejado con su fidelidad y en algunos casos incluso con su amistad.

Queremos que tus vacaciones sean perfectas y que desde que empieces tu reserva o llegues al hotel, nuestro personal de recepción consiga que sólo te preocupes de disfrutar de nuestros jardines, de la piscina, de los Pirineos, del esquí́, de la bicicleta, o simplemente de una cerveza en la terraza de la cafetería.

Disfrutar de no pensar, de desconectar o simplemente de estimular tus cinco sentidos gracias a nuestros cocineros y artistas en los fogones que os sorprenderán con su moderna cocina basada en la tradición.

En definitiva, tienes mil motivos para venir a Sabiñánigo o al Pirineo Aragonés pero ahora tienes uno más: ¡¡UNA FAMILIA…. LA PARDINA!!